No tienes ningún artículo en su carrito de compras.
Buscar
Filters

Centro de mesa para Halloween.

 

En pocos días llega una de las festividades que toman cada vez más fuerza en nuestras casas. Os proponemos una idea de decoración para sorprender a vuestros invitados la noche del 31 de octubre con una mesa original y elegante en tonos metalizados.

Un ambiente para Halloween no necesariamente tiene que ser terrorífico, en este caso utilizamos los recursos naturales propios de la época otoñal como elementos decorativos.

Es la época en la que el paisaje se cubre de los colores característicos del otoño, los árboles caducifolios dan su fruto y sus hojas se vuelven doradas. Asimismo, es el tiempo en el que las calabazas cobran protagonismo en los campos.

Podéis realizar la composición con los materiales que encontréis por vuestra zona o que mejor se adecúen a la decoración de vuestras viviendas. En este caso utilizamos calabazas, erizos de castaña, además de ramas y frutos de roble. Pero podéis coger ramas de abetos o pinos, cualquier hoja propia del otoño, piñas o nueces.

 

 

UNA FESTIVIDAD VINCULADA A LA NATURALEZA

Samhain, el final del verano, así denominaban los celtas al comienzo de su nuevo año. Estas fechas se corresponden con el momento del año en el que se acababan las cosechas y almacenaban las provisiones necesarias para el invierno.

En el 31 de octubre se entra en un período de oscuridad, existía la creencia de que se abría una puerta al mundo de los muertos y, por lo tanto, se convirtió en una noche dedicada a rendir culto a los antepasados. Para hacerlo, se encendía una vela en la ventana para iluminarles el camino de regreso a casa.

Con la romanización, todas las fiestas celtas se cristianizaron y el Samhain se convirtió en el Día de Todos los Santos, conservando su esencia de respeto a los familiares fallecidos.

En el s.XIX esta festividad llega a EEUU y Canadá de la mano de los inmigrantes irlandeses. Ellos difundieron la tradición de tallar las calabazas huecas con vela dentro, llamadas jack-o'-lantern, inspiradas en la leyenda de "Jack el Tacaño".

 

 

ILUMINACIÓN CON VELAS

 

Es importante tener en cuenta la iluminación utilizada en este tipo de ambientes. Por lo que, las velas son un imprescindible que no debe faltar en estas mesas. Así conseguimos una iluminación más tenue propia de esa noche mágica.

En estas fechas el clima se vuelve más frío y buscamos crear interiores más acogedores. Gracias a la iluminación mediante velas conseguimos un ambiente más cálido y agradable que, en caso necesario, podemos reforzar con alguna luminaria de pie en la que utilizaremos lámparas con temperatura de color cálida.

 

 

NOS UNIMOS A LA TENDENCIA DE LOS METALIZADOS

 

Atrás quedó la idea de combinar el dorado con dorado y el plata con plata. Ahora se rompen estas normas y la mezcla de metales se convierte en una de las tendencias estrella de este otoño.

Para darle un toque más actual a nuestra composición, podemos dar color a nuestros elementos naturales con estos acabados metalizados. De esta manera, creamos un centro de mesa en oro y plata para las fiestas de Halloween más sofisticadas.

Proponemos utilizar como base un mantel o camino de mesa negro que realza estos tonos y aporta elegancia a la mesa.

 

 

En el siguiente vídeo podéis ver todo el proceso:

 

Deja tu comentario
Categorías