Tendencias para la Navidad 2019/2020

Se acerca la Navidad y, mientras las calles se tiñen de espíritu navideño, nuestros hogares se preparan para transformarse una vez más en acogedores ambientes dispuestos a recibir a nuestros seres queridos. En la decoración de Navidad actual todo está permitido, por lo que te proponemos algunas ideas con las que podrás dar un toque único y personalizado a tu decoración.

Cristales azulados

Los colores asociados al frío y al hielo son los protagonistas de esta tendencia inspirada en los paisajes nevados.

La combinación de azules, blancos y toques plateados crea ambientes llenos de magia, que nos recuerda a la típica Navidad blanca.

Aunque se utilizan colores propiamente fríos, la combinación de todos estos elementos resulta acogedora y mágica, como si pudiésemos sumergirnos en los típicos cuentos inspirados en los paisajes nevados.

La nieve en tu casa

El árbol nevado se sitúa como elemento protagonista de esta tendencia. Puedes escoger un árbol en color blanco o reutilizar tu árbol tradicional y añadir ramitas nevadas para conseguir este efecto.

Los colgantes con figuras de animales propios de zonas frías, tales como osos polares o renos, ayudarán a enfatizar este estilo.

Si buscas un toque de originalidad, puedes acompañar la decoración con otro tipo de ramas que no sean típicas de las fiestas navideñas y que combinen con los demás elementos, como puede ser la flor del algodón.

Cristal y luces blancas

Las texturas que recuerden al hielo, como el vidrio o los metalizados, resultan perfectas para complementar este estilo.

Las luces con una temperatura de color fría, que adquieren un tono azulado, dan un toque mágico a cualquier rincón. Puedes utilizar un bote de vidrio para colocarlas en su interior, centrará el foco de atención y resaltará el color azul de los elementos a los que ilumine.

La serenidad como inspiración

El color azul nos transmite serenidad y tranquilidad. Utilizar detalles en este color, ayuda a crear un ambiente de quietud y calma, adecuado para una cena especial.

Cuanto más oscuro sea, mayor será su profundidad y creará una combinación llena de misterio, junto con el blanco y el plata.

Si además, acompañas este momento con la luz relajante de las velas, la experiencia resultará aún más agradable.

Paraíso exótico

Para los amantes de la decoración más salvaje, este es el estilo ideal. Convierte tu casa en un viaje al corazón de la selva, en el que loros dorados, flores exóticas y antiguos símbolos de buena suerte, conviven en perfecta sintonía.

La clave cromática consiste en la combinación de negro, dorado y una amplia gama de verdes, que nos recuerda a la vegetación propia de la jungla.

Vegetación salvaje

Da rienda suelta a tu creatividad y crea un árbol original al que puedas añadir todo tipo de elementos que nos hagan viajar a lugares exóticos. Flores como la azucena, plumas de animales propios de la selva o grandes hojas doradas, resultarán perfectos para este estilo.

Rincones que inspiran

Puedes llevar este estilo atemporal a cualquier rincón de tu casa. Crea un pequeño santuario en el dormitorio con distintos símbolos de buena suerte en color dorado, combinados con animales típicos de la selva.

Las figuras geométricas como los mandalas se integran perfectamente en este estilo y armonizan los espacios. Estos puntos energéticos, te cargarán de positivismo cada día y estimularán tu capacidad creativa.

Lujo salvaje

Si te apetece crear una mesa de Navidad original y diferente, la fuerza que transmite la temática salvaje hará que sea una mesa impactante que brille con luz propia.

El color negro combinado con acentos dorados aportará una estética elegante y con cierto lujo. Puedes utilizarlo en elementos funcionales, como la cubertería o los servilleteros; o aplicarlo en el resto de decoración, empleado en farolillos y portavelas ayuda a reflejar la luz aportando un tono más cálido.

Si además lo complementas con las luces amarillas de un pequeño árbol de Navidad, crearás una atmósfera más acogedora.

Fantasía delicada

La Navidad es la época más propicia para dejarnos llevar por la fantasía y volver a nuestra infancia. Todo es posible cuando se trata de decoración navideña.

Esta propuesta es la más soñadora, está pensada para que dejes volar tu imaginación y lleves un trocito de los bosques fantásticos de las leyendas a tu casa.

El uso de una gama de colores situada entre los rosas y los violáceos, en tonos pastel y empolvados crean una estética delicada y a la vez alegre. En combinación con texturas suaves y brillos oro, cobra un matiz de fantasía con tendencia a lo naïf.

Bosque mágico

Una de las claves para que tu árbol parezca sacado de un cuento, es la purpurina: flores y largas guirnaldas en dorado y rosa, que reflejarán la luz cálida creando pequeños destellos.

El uso de plumas, que nos transmiten suavidad, serán un elemento clave para enfatizar la delicadeza de este estilo.

Pequeños animales, como las mariposas, posándose sutilmente sobre las ramas del árbol, pondrán el broche final para conseguir ese toque naïf y alegre.

Detalles inesperados

Puedes transformar cualquier espacio de tu hogar para que deslumbre en estas fechas.

Te proponemos algunas ideas que puedes aplicar a pequeños rincones de tu salón o decoraciones colgantes en el techo del comedor.

En este estilo inspirado en la fantasía, los árboles dejan de ser realistas para convertirse en filamentos de purpurina que se entrelazan mezclados con pequeñas luces. Si además acompañas la composición con velas, siempre te asegurarás de crear una atmósfera cálida.

Los techos suelen ser los espacios más olvidados de nuestra vivienda, por lo que es el momento perfecto para decorarlos con guirnaldas que, además de decorar, también cumplen con su función iluminando de manera tenue tu mesa de comedor.

Cenas con mimo

Cuando esperamos invitados, ponemos todo nuestro cariño en preparar la mesa para que todo salga perfecto. Ese mimo se nota e incluso parece que disfrutamos más de la comida.

Hablamos de esos detalles en los que piensas cuando colocas la servilleta, como toque final, de una manera delicada; o los originales centros de mesa que aportan personalidad y hacen que la cena sea especial.

En esta propuesta, la delicadeza y la fantasía son las cualidades fundamentales: pequeños detalles con plumas en los servilleteros o figuras de unicornios que aportan originalidad al centro de mesa.

Nosotros sólo te damos algunas ideas, pero el momento en el que cobran verdadera magia es en el momento en que las personalizas y las haces realmente únicas.

Nos encantaría que compartieseis con nosotros vuestra Navidad en nuestras redes sociales.