Tips para crear una zona de juegos en casa

Los niños necesitan un espacio adaptado a sus necesidades, a su edad y a sus gustos. Un lugar donde jugar, leer y dar rienda suelta su creatividad. Por eso es tan importante adaptar la vivienda para crear una zona de juegos en casa donde puedan aprender y desarrollar sus habilidades.

Si tenemos suficiente espacio (sino siempre podemos utilizar el método Kon Mari para ordenar y ganar algo de sitio), lo ideal es dedicar una estancia para este fin. Pero si no es posible, su dormitorio o incluso el salón es un buen lugar para situar un pequeño rincón de juegos.

Para crear esta zona es indispensable tener en cuenta algunos factores que nos ayudarán a mantener cierto orden, integrarla con el resto de la decoración y que los más pequeños disfruten en su propio espacio.

Crear “zonas” destinadas a cada actividad

Es imprescindible habilitar una zona despejada exclusivamente para utilizar sus juguetes y moverse libremente. Esta área de actividad debería de ser lo más amplia posible para que pueda disfrutar con libertad de movimiento.

Además de esta zona destinada al movimiento, es conveniente crear un espacio para las actividades más tranquilas, como leer, colorear o realizar cualquier tipo de tarea que requiera estar sentado.

Una manera decorativa y eficaz para delimitar estos espacios es mediante el uso de alfombras. Crearán el efecto visual de diferenciación de zonas y cumple las condiciones necesarias para una zona de juegos, ya que si utilizamos una alfombra mullida mitigará las caídas y provocará sensación de confort.

Podemos acompañarla de cojines para que el niño se acomode cuando lo necesite y estantes para que sitúe los cuentos en la zona destinada a la lectura y se acostumbre a cogerlos.

Mobiliario a su medida

Es importante que todos los muebles que escojamos resulten cómodos y funcionales para el niño. El uso de su primera mesita es fundamental para dibujar, colorear y realizar todo tipo de manualidades. Es conveniente acompañarla de varias sillas, que además podrán estar diseñadas a juego con la mesa, para que juegue con otros niños a los que invite.

También podemos incluir asientos para adultos o incluso un sofá, ya que nosotros también compartiremos tiempo con ellos en esa estancia y es importante que nos encontremos cómodos.

Almacenaje decorativo

Una de las premisas fundamentales a la hora de crear una zona de juegos, es pensar en la manera en que se ordenarán todos los juguetes y accesorios. Para ello, debemos de tener en cuenta que el sistema de almacenaje sea adecuado para los niños y de fácil acceso para que colaboren en la tarea de ordenación y que entiendan este proceso como algo divertido.

Podemos utilizar multitud de sistemas de almacenaje, desde baúles o muebles con cajones, hasta cajas o cestas que formen parte de la decoración.

Los jugueteros con ruedas resultan muy prácticos a la hora de recoger, ya que se desplazan muy fácilmente y tienen bastante capacidad.

Las cestas o cajas son perfectas cuando se necesita un tipo de almacenaje en el que clasificamos los elementos por tipos o formas de utilización. Además se pueden acompañar de etiquetas con los nombres del tipo de producto, un truco que resultará muy cómodo y decorativo.

La imaginación también puede ser una gran aliada para darle una segunda vida a objetos que inicialmente no fueron creados con esta función. Los elementos más pequeños, como lápices de colores o plastilina, pueden guardarse en cubos para macetas o incluso latas.

Juguetes con encanto

Los juguetes no tiene sólo una función lúdica, sino que también pueden contribuir a nivel decorativo. Algunos tipos de juguete, como los caballitos balancines, son divertidos, atemporales y además funcionan como un detalle bonito que pone un acento en la decoración de la zona de juegos.

Fomentar su creatividad

Si tenemos la opción de destinar una pared para que puedan escribir y dibujar, podemos decantarnos por la pintura de pizarra, que resulta muy cómoda y divertida.

Otra alternativa para que den rienda suelta a su creatividad es la pizarra tradicional, que además funcionará como un elemento decorativo más.

Nos encantaría ver los espacios de juego que tenéis en vuestras casas. Podéis compartirlos utilizando el hashtag #casasmicasa o etiquetándonos a @tiendas_micasa.